Juntxs y, si hace falta, revueltxs

1+1 son 7. Fran Perea no se cansó de decírnoslo a principios de los 2000, cuando quienes veíamos Los Serrano aún en la pubertad todavía no entendíamos lo poderoso que era el mensaje que nos estaba mandando. 

Y es que eso de que “la unión hace la fuerza”, que tiene unos cuantos siglos más que la serie, lejos de ser un sueño es una realidad muy pero que muy poderosa, y últimamente no paramos de ver marcas que han decidido empezar a aplicarlo en pos de un futuro mejor para todxs.

Si quieres ir directamente a ver casos de marcas que se unen con fines sociales, clic aquí.

Los negocios están cambiando. Ganar dinero es importante, sí, pero ya no es lo único que importa. Las empresas —al menos las que quieren tener opciones de sobrevivir en un futuro próximo—se han lanzado a la búsqueda de un propósito que vaya más allá de lo económico y que impacte de manera positiva en la sociedad. Han entendido su nuevo papel en la vida de los consumidores y, de alguna manera, se han vuelto más humanas, lo que significa también mirar a las otras marcas, competidoras o no, de una forma diferente. 

Nos ponen las marcas que son humanas

El consumidor, cada vez más, aplaude la coherencia. Queremos marcas reales, que no nos vendan la moto, y que se comprometan de verdad con los problemas sociales o medioambientales. Queremos marcas “de carne y hueso” antes que marcas rodeadas de cifras estratosféricas que no nos transmitan nada.

¿Y qué hay más coherente que dejar a un lado el “yo” para ayudar a que tu propósito se cumpla? Nos pone tiernos —y mucho, viendo las repercusión generada en redes sociales—que Burger King nos diga que compremos a sus competidores, que lo importante es el bienestar común y no el suyo propio.  Y es que, como dice Begoña Laveda de 21gramos, lo importante de las alianzas es poder ponerse en el lugar del otro y olvidarse un poco de uno mismo; crear algo con valor de verdad por sí mismo, no buscar solo salir bien en la foto.

Ganar mucho más que likes

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Las nuevas expectativas de los consumidores, la transformación social de las empresas y este entorno mucho más friendly que se está generando puede favorecer colaboraciones de marcas que en otra época quizás no hubiésemos visto, pero no es lo único. 

Los famosos Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados en la agenda 2030 tienen como colofón el número 17, “Alianzas para lograr los objetivos”, que de alguna manera engloba a todos los demás. En palabras del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, “para aplicar con éxito la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, debemos pasar rápidamente de los compromisos a la acción. Para ello, necesitamos alianzas sólidas, inclusivas e integradas a todos los niveles.” 

Resumiendo: la colaboración en todos los ámbitos, también en el ecosistema de las marcas, no solo nos dará likes, sino que nos ayudará a cumplir los ODS y nos hará mejores como sociedad. 

No sé de qué me estáis hablando

Tranquilx, que no nos olvidamos de que el objetivo de Brief The Change es recopilar los mejores casos de creatividad y servir de inspiración para todo aquel que quiera ser inspirado. Así que aquí te dejamos algunos ejemplos de colaboraciones, alianzas y arrejuntamientos varios entre marcas que nos han gustado y que ilustran bien todo esto que estamos contando. Y la mayoría van un poco más allá que el guiño de turno entre competidores que ha hecho McDonalds (y que ya hizo antes con A day without Whopper).  

1.
El Tinder de las marcas

Algunos casos de marcas que vieron que tenían algún interés en común y que podían juntarse de manera puntual para llevar acabo una acción llamativa

Proyecto #ShowUs de Dove
  • Pantone, Adobe y The Ocean Agency se unieron para crear una paleta de colores inspirada en corales en peligro de extinción y sensibilizar sobre su protección. 
  • Pantone y la ONG United Way colaboraron para crear Unignorable Colour, un color diseñado para llamar la atención de los canadienses sobre algunos problemas sociales que no deberían ser ignorados.
  • Dove, Getty Images y Girlgaze se juntaron para crear #ShowUs, un proyecto con el que subieron miles de fotografías de mujeres diversas a Getty para animar a cambiar la imagen femenina estereotipada que suelen mostrar los medios y la publicidad. 

2.
Respondiendo a la llamada

Algunos ejemplos de marcas que decidieron unirse a un movimiento o llamada a la acción externo. 

Llamada de Teta&Teta a las marcas de lencería

Google, Ausonia, LG, Master Card y otro puñado de marcas respondieron a la llamada de la ONG Intheos, que generó un espacio publicitario y llamó a las marcas a unirse todas en él financiando el tratamiento de personas con cáncer.

  • Oysho, Mango, C&A, Carrefour y Women’secret han aceptado recientemente el reto de Teta&Teta para crear su propia versión del sujetador LOLA, diseñado para mujeres con con un solo pecho. 
  • También marcas alcohólicas como Larios, Bombay Sapphire, Martini o Puerto de Indias se han unido a la campaña de Schweppes en la que pedía a los españoles cambiar sus horarios para apoyar a la hostelería durante la pandemia.
  • Mcdonald’s ha pedido a la competencia que copien su receta Big Good, hecha para apoyar a los productores locales que más se han visto afectados por la crisis de la covid. Está por ver quiénes aceptan el reto.

3.
Construyendo desde cero

Nuestros ejemplos favoritos, los de marcas o profesionales que se unieron para pensar o generar soluciones desde cero.

Artistas unidxs a #ElGranRetoSolidario del Comité de Emergencia
  • Las marcas que se unieron en EEUU a través del movimiento #StopHateForProfit para dar un buen tirón de orejas a Facebook por no hacer lo suficiente para frenar los mensajes de odio en su red socia.
  • Las ONG unidas en el Comité de Emergencia (Acción contra el hambre, ACNUR, Oxfam Intermón, Médicos del mundo, Plan Internacional y World Vision), creado para aunar fuerzas, que en realidad existe desde 2015, aunque muchxs lo conocimos con #ElGranRetoSolidario que lanzaron al inicio de la pandemia. 
  • Las agencias de publicidad y comunicación que se unieron para hacer un llamamiento a las marcas para ser más humanas, creando #StayHuman, o lxs creativxs que recientemente se han unido para lanzar Creatives for the Future y conseguir que las empresas del sector sean más sostenibles.