Proyectos sociales hechos por publicitarixs

Imagen de Hagamos

Cuando los creativxs tienen un mínimo de tiempo libre hacen lo que mejor saben hacer: crear. Y si encima esxs creativxs tienen un puntito filantrópico, conciencia medioambiental o cualquier otro interés en hacer que la sociedad sea un poco mejor, lo que crean son iniciativas de impacto super interesantes. 

Como buenxs publicistas, vamos a tirar del copy por excelencia de las tiendas online y a decir eso de “Si te gusta Brief The change, es posible que también te guste…”. ¡Aquí van unos cuantos proyectos sociales creados por creativxs publicitarixs! 

¿Salvar el planeta… con creatividad?

Ya hemos hablado de estas iniciativas en entrevistas que hemos hecho a algunos de sus creadores, pero nunca está de más recordarlas. La mayoría tienen un objetivo claro: hacer la sostenibilidad más atractiva para que cada vez más gente decida hacer un cambio en su vida. 

Es el caso de Creatives for the future, una plataforma de agencias y profesionales de la comunicación que “lucha para poner la sostenibilidad en el centro de la toma de decisiones de las empresas”. Con su trabajo buscan transformar las agencias desde dentro para que trabajen de una manera más respetuosa con el planeta, concienciar a sus equipos, clientes y allegadxs y, desde su conocimiento en comunicación, conseguir “hacer sexy la publicidad”. 

Imagen de Creatives for the future

La clave de todo esto es concienciar al mayor número de gente posible de que tenemos que hacer algo para frenar la crisis climática. En el colectivo Hagamos, intentan conseguirlo diseñando carteles preciosos e impactantes que todo el mundo puede usar libremente. En YaEsHacerAlgo, plataforma que conocimos gracias a Jesús Revuelta –nuestro último entrevistado– optan por animar a todo el mundo a hacer “algos”, acciones que por pequeñas que sean, contribuyen al cambio. 

Creatividad en femenino

Hablando de cambio, si hay una gran transformación que aún tenemos que vivir en la industria creativa –y en la vida, en general– es esa que conseguirá de una vez por todas eliminar la brecha de género en el sector. 

Imagen de Malas Madres

Las mujeres creativas sufren invisibilización, falta de referentes femeninos y un techo de cristal que más que un techo es un edificio de 38 plantas sobre sus cabezas. Para intentar poner fin a todo ello, surgió hace ya unos años la plataforma Más mujeres creativas, que trata de concienciar sobre la situación de las mujeres en el sector –ocupan solo un 20% de los departamentos creativos– y promover el cambio y el reconocimiento de las creativas. 

Enfrentar la invisibilización de las creativas y conseguir que las generaciones más jóvenes tengan referentes es también lo que ha llevado a un par de creativas –Melina y Blanca– a crear Adhertising, “el primer mag dedicado a la publicidad en femenino”. Aunque lo más probable es que la igualdad en este sector se consiga solo con grandes cambios en las condiciones de trabajo. Si no, que se lo digan a Laura Baena, la supervisora creativa que fundó el Club de las malas madres tras descubrir que, siendo madre, era imposible conciliar en esta industria nuestra. 

¡Hay mucho que hacer!

Imagen de Publicitarios Por

Como ves, si quieres usar tu expertise para contribuir a buenas causas, tienes un montón de opciones para elegir. Una de nuestras favoritas es la de Publicitarios Implicados, una asociación solidaria que crea campañas para micro-ong y plataformas de afectados por enfermedades raras que no tienen dinero para invertir en publicidad. Ningunx de lxs profesionales que colaboran con ella cobran nada por su trabajo y el año pasado, su fundador –Richard Wakefield– se llevó un merecidísimo Premio Nacional de Creatividad José María Ricarte. 

¿Y si no tienes tiempo para meterte en ninguno de estos proyectos? Conociendo los horarios de algunas agencias, no nos extrañaría nada. Por suerte, siempre nos quedará la fiesta solidaria de Publicitarios Por que se celebra cada año en Bataplán para recaudar fondos destinados a distintos proyectos sociales. ¡Ahí sí que no hay excusa!